Kim Fowley — «Reincarnation»

A reeditarse el próximo 26 de abril por el sello parisino Klimt, el debut del mito angelino en Tower Records —la subsidiaria tacaña de Capitol para sus apuestas menos seguras— no está entre mis LPs favoritos de sus poco transitados inicios como artista, de los cuales prefiero subproductos como Good clean fun (Imperial, 1969) o Born to be wild (Imperial, 1968) sin ir más lejos. Se esconde en algunas de esas psychploitations, baratijas pinchables, el goloso elemento de la diversión adolescente, nostálgico placer en la edad adulta.

No obstante entre los pasajes de Love is alive and well (1967) destaca la que también sería cara B de su único single extraído, «Reincarnation». Una perfecta reproducción garage-psych, ejecutada con solvencia en la voz y primor en la guitarra rítmica. Otra muestra de su habilidad como urraca de referencias pop, ese acorde arramplado de «A hard day’s night» que cierra la intro y el primer estribillo, y que da pie al receso con aroma a mística oriental con el que concluye reblandecido.

Allvoxman.

¿Cuál es tu opinión?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s