Fiesta en la autobahn

Autobhanísima

La autobahnísima revisitada

Es reconfortante ver cómo un terreno tan pisoteado por eruditos y masa como el de la escena alemana de finales de los 60 a mediados-finales de los 70 aún deriva documentos tan inteligentes e interesantes como Krautrock: The rebirth of Germany, de la BBC Four, que a pesar de tener fecha de 2009 servidor lo ha visto muy recientemente. Rodado en dos semanas de frenética autobahn y manta, el equipo británico pone el foco a miembros de todas las formaciones clave —todos ellos simpáticos sesentones que continuan sin ceder en su trascedental empeño—: Amon Düül, Popol Vuh, Cluster, Kraftwerk, Neu!Can, Faust, Tangerine Dream, etc., sin dejar de lado otros catalizadores como el local Zodiak Free Arts Lab regentado por Roedelius, el cine de Herzog y Wenders, o Stockhausen, posiblemente el único eslabón anterior al que asirse. Una escena, como todas las realidades vistas en aumento, compleja, de inexistente unidad. Los pocos denominadores comunes parecían ser el rechazo a los sonidos ingleses y americanos y, más aún, la rebelión generacional de una juventud apisonada por su pasado, demasiado terrible para ser asumido y demasiado presente para ser olvidado. Como dice Edgar Froese (Tangerine Dream), «Fuimos tan estúpidos de empezar dos guerras y perder las dos. A pesar de ser algo tan horrible, todavía existía un lado positivo: no había nada más que perder».

Característica constante de la BBC, no solo el material gráfico es excelente —aunando tesoros de archivo con un bellísimo rodaje en el que el gran angular se emborracha de exhuberante verano germánico— sino que la información es tratada con mimo extremo, resumiendo pero nunca simplificando. El tiempo que en otras ocasiones se pierde rezando un rosario de tópicos, aquí se aprovecha para escarceos por territorios poco transitados por las cámaras, de sumo interés. Un pequeño ejemplo, las entrevistas con John Weinzierl y Renate Knaup de Amon Düül, donde recuerdan cuán presente estaba el nazismo en el Munich, no ya de la posguerra, sino en el de 1968. Otro, el relato por parte de integrantes de Harmonia, del saqueo que Brian Eno y David Bowie perpetraron a finales de los 70, agotadas sus respectivas ideas sonoras. Eno salió del caserón campestre del trío alemán con tres bobinas llenas de material, gracias a las cuales pudo perfilar junto a Bowie los archifamosos Low y Heroes (grabados en Berlín, para más inri) sin contar con los músicos alemanes, como hiciera en los magníficos Cluster & Eno y After The Heat. De ineludible mención al respecto es el diálogo que recuerda Dieter Moebius con Eno, quien ante las preocupaciones económicas de aquel, le dijo «No te preocupes, “Mobie”,  algún día te harás rico tú también» y al que responde entre risas «aún hoy sigue sin tener razón».

Me resisto, con ánimo de incentivar aún más el visionado, a mencionar la sentencia final de Wolfgang Seidel (batería de Ton Steine Scherben), un flechazo entre ceja y ceja a la mayúscula mentira del aparato rock con el que nos ha tocado convivir. Como trueque ofrezco esta playlist con las canciones que suenan a lo largo del documental. ¡Que lo disfruten!

Allvoxman.

Fuentes: BBC Four, BBC BlogBBC Blog 2

2 pensamientos en “Fiesta en la autobahn

  1. Pingback: A. R. & Machines. El eco de la montaña mágica. | Psych Maven

¿Cuál es tu opinión?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s